sábado, 30 de octubre de 2010

Dos Velas para el Diablo, de Laura Gallego

Una batalla mucho más antigua que el ser humano parece tener, al fin, un claro vencedor. Pero en los albores del siglo XXI, Cat, la hija de un ángel, está dispuesta a desafiar a los mismos demonios con tal de vengar el asesinato de su padre.

Desde siempre me habían llamado mucho la atención los ángeles y los demonios, pero desde que leí este libro me he acabado enamorando de ellos. Si queréis dejar atrás a los vampiros y licántropos, esta novela es una muy buena opción para hacerlo. Y no lo digo simplemente porque sea autoconclusivo (bendita palabra casi inexistente en la jerga literaria), sino porque esta historia de no-amor-típicamente-adolescente-y-sobrenatural y sus maravillosos personajes te arrastrarán a un nuevo mundo del que quizá no puedas escapar jamás.

Esta novela lo tienen todo: ángeles, demonios, un pasado tormentoso y un presente mortal, intrigas, venganzas, amistades muy poco recomendables y, sobre todo, un excepcional telón de fondo. Un exquisita mezcla de culturas muy bien detalladas, un trabajo de investigación magnífico y una forma de narrar única. Es lo que más me ha enamorado de este libro.

La genial narrativa de Gallego, con un agilidad y sencillez increíbles, nos presenta una historia adictiva donde nada es lo que parece, ni la gente de tu alrededor y ni siquiera tú mismo. Consigue atraparte a sus páginas de una manera asombrosa, como si una fuerza invisible no te permitiera dejar de leer hasta llegar a la última página, y cuando lo haces necesitas más, porque todo es poco.

La trama comienza en Polonia, en una ciudad de cuyo nombre no me acuerdo, donde Cat, nuestra sufrida protagonista, acaba de perder a su padre a manos de unos sanguinarios demonios. ¿Y quién era su padre? Correcto, un ángel. A partir de ahí, la sed de venganza de la joven comienza a crecer hasta el punto de recorrerse el mundo entero con tal de ajustar cuentas.

Una de las cosas que más me han gustado de la novela ha sido la narración en primera persona y en presente, menos en el interludio y en el epílogo. Esto te hace meterte más de lleno en la historia y consigue engancharte mucho más.

Gallego lo tiene todo bien atado; cada minúsculo detalle tiene sentido, cada frase y cada gesto. Nada está dejado al azar y la historia no está cogida con pinzas. Las relaciones entre los personajes, los pasados bien presentes en la actualidad, que te dan la respuestas a los muchos porqués de la novela... Todo.

Los capítulos son extraordinarios, repletos de sorpresas casi a cada página. Y el final de cada uno es soberbio, dejándote con los ojos y la boca abiertos como platos y con muchas ganas de continuar. Pero hay algo que cambia por completo todo, que te deja frenético, extasiado, sorprendido: el interludio. Jamás había leído nada semejante, nunca. Y me ha encantado.

¿Y los diálogos? Qué decir... Geniales, sorprendentes, humorísticos, filosóficos, vengativos. Mil y un adjetivos positivos para estos.

Pero sin duda, lo mejor son los personajes. Muy bien perfilados, con personalidades muy variadas y a cada cuál más adorable. Personajes con los que te sientes claramente identificado. Por una lado tenemos a Cat, Caterina, la protagonista, la hija de un ángel y una humana, al menos eso cree ella. Es una adolescente de dieciséis años, vengativa, muy fiel a sus principios y muy independiente. Pero hay algo malo en ella, y es que a veces se hace insoportable. Algo malo teniendo en cuenta que el libro lo narra ella y sólo ella. Y después está Angelo, el demonio, un joven atractivo, peligroso y mortífero. Un tipo, al fin de cuentas, legal, que me ha caído muy bien, y eso es raro en mí.

En general, una obra adictiva, memorable, muy entretenida y con mucho que mostrar, que mezclado con un fondo sociocultural increíble, lo convierten en un indispensable en las estanterías. Una historia que durará en el corazón de los lectores durante muchos años.

5/5

Conoce más de la novela aquí.

10 comentarios:

  1. aissssssssss
    que no había visto yo esos haryr potters antes!!! que monadaaaaaaaaaaaaaaaaaa

    este es uno de los mejores libros que tiene esta autora sí o sí, adoro a angelo, aunque me quedé con ganas de más con ese final tan... spoileable xDD

    ResponderEliminar
  2. Yo lo tengo en la estantería esperando a ser "devorado" xDD
    Ahora mismo estoy con otro dos, pero en cuanto los acabe me pongo con este.

    Muy buena reseña!

    Nos leemos ;)

    ResponderEliminar
  3. Excelente reseña! el libro me llama :D

    ResponderEliminar
  4. *__________*, genial, si tenía dudas se acaban de ir por la puerta. Me lo pillaré en cuanto me pase por el Corte, que tengo una tarjeta regalo por gastar!! jujuju

    Un besote!! ^_^

    ResponderEliminar
  5. no he leido nada si es para matarme de Laura Gallego u.U haber si me animo¡¡

    ResponderEliminar
  6. No he leído este libro, sólo he leído los comics de idhún xDD Pero mi mujer sí cató este junto a memorias de idhún y no le gustó! Tendré que pensarlo mucho antes de leerlo :S

    Un abrazo enorme guapo y feliz halloween!!

    -Da-

    ResponderEliminar
  7. Pues yo no he tenido la oportunidad de leerlo, pero me encantaría, tiene muy buena pinta.

    Un besito!!

    ResponderEliminar
  8. Hace tiempo que leí este libro y la verdad es que me sorprendió bastante, sobre todo cierta cosa que ocurre sobre la mitad. Pero sí que esta muy bien.

    ResponderEliminar
  9. Yo si lo e leido y es genial... se nota que es obra de La Gran Laura!!
    jajajaja
    me encantó... me enamoré de Angelo desde el primer momento (siempre me enamoro...jiijijii)
    es... perfecto....

    ResponderEliminar