miércoles, 12 de febrero de 2014

Zona Prohibida, de David Cirici

Las gemelas Daia e Inge viven, junto con cien chicas más, en una escuela oculta en las montañas, completamente alejadas del mundo exterior. Allí, rodeadas de los hologramas de profesores y de sus propios padres, desarrollan su intelecto hasta que una terrible catástrofe las obliga a huir de su idílica vida. 

Sin embargo, no saben qué les puede deparar el exterior ni a qué peligros se enfrentarán una vez abandonen los muros de la escuela. Solo saben que se necesitan las unas a las otras si realmente desean sobrevivir en el mundo real. 






He tenido la gran oportunidad de leer esta novela unas semanas antes de su publicación oficial gracias al reto que Algar Editorial organizó, aunque eso ya os lo expliqué aquí. Por tanto, supongo que sabréis que prácticamente me apunté por pura curiosidad, ya que desconocía completamente al autor y todo lo que rodeaba al libro. Lo único que conocía de él era su sinopsis intrigante (no la que os he puesto yo), que finalmente no ha resultado ser del todo así. Pero no os penséis que eso es algo malo; al contrario: me he topado de lleno con una historia mucho más compleja y oscura de lo que creía. Así que, ¡qué bien hice en unirme al reto!

Podría hablaros de los miles de detalles geniales, tanto a favor como en contra, que posee esta historia, pero voy a ser escueto en palabras. ¿Por qué? Porque al igual que ocurre con El Nombre del Viento, Zona Prohibida (que, por cierto, es el principio de una ¿bilogía?, ¿trilogía?, ¿saga?) es un libro que hay que leer sin conocer nada o poco de él o, como en mi caso, creer que será de una manera que al final no es la correcta. Solo así vais a poder disfrutar al máximo de cada palabra, de cada frase y de cada escena que Cirici nos regala. 

Empezaré, por tanto, destacando un aspecto que, para mí, es el más importante de todos: la escritura del autor. Me ha sorprendido muy gratamente encontrarme con una pluma ágil, directa y visual. Cirici le otorga magia a su obra a través de sus letras, con las cuales crea una gran telaraña llena de matices y pequeños detalles que hacen una lectura muy satisfactoria. Su narración tiene ritmo y fuerza, rezuma originalidad a la hora de crear el mundo postapocalíptico con tintes de sci-fi en el que viven nuestros protagonistas. 

Los diálogos y la extensión de los capítulos, así como el final que tiene cada uno de ellos, me parece una gran baza que el autor ha sabido jugar a su favor. Siempre te quedan esas ganas de saber qué ocurrirá después, lo que hace que, finalmente, el libro se lea sin grandes dificultades.

Sin embargo, este es el aspecto que nos da una de cal y otra de arena. Por una parte, y como acabo de decir, el ritmo, unido a la narración, nos incita a leer página tras página hasta llegar al punto y final. Pero, al mismo tiempo, es de esos libros que, a pesar de ser originales, tener una buena base y unos personajes creíbles, no enganchan, sino que, únicamente, entretienen. No llega a ser del todo adictivo, teniendo pasajes algo lentos que alargan la lectura o escenas que suceden demasiado rápido como para que puedas disfrutarlas al máximo. 

Los personajes, como acabo de mencionar, son creíbles y eso algo muy destacable en esta novela. Cada uno de ellos tiene una personalidad bastante bien construida. Están humanizados y se nota cómo van evolucionando poco a poco a lo largo de la historia. Reaccionan como nosotros mismos haríamos en situaciones parecidas y las relaciones que se establecen entre ellos no están sujetas a presiones. 

SPOILER. Pero hay algo que no he podido soportar y me ha hecho poner los ojos en blanco en más de una ocasión: el amor que surge entre la protagonista, Daia, y Viggo. ¿De verdad? Apenas se conocen, las escenas en las que aparecen juntos son escasas y en las pocas que hay no se aprecia nada de chispa entre ambos, nada de feeling ni sentimiento. Me ha parecido un romance muy mal desarrollado con intentos de ser creíble, pero completamente fallido. Daia parece que busca enamorarse de él a toda costa, algo que difiere mucho de su personalidad, y esto es algo que nunca he podido aceptar en ninguna novela. FIN DEL SPOILER.

En difinitiva, una lectura muy recomendable con sus más y sus menos, pero que seguro que os gustará a todos los amantes de las buenas distopías como yo. ¡Estoy deseando leer su continuación!

4/5

Agradecimientos a la editorial por el ejemplar para el reto.

A la venta el 24 de febrero.

4 comentarios:

  1. Pues no me sonaba de nada este libro, pero no tiene mala pinta. Me lo apunto :D

    ResponderEliminar
  2. Bravo por tu trabajo, y me apunto tus consideraciones sobre la relación entre Viggo y Daia. En la continuación trabajo bastante a fondo esta relación, que de hecho viene del dolor, del mal rollo de ella... por eso es tan complicada al principio. Pero bueno, ¡te felicito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias a ti por crear esta historia. Estoy deseando saber más sobre esa evolución en la relación amorosa :)

      Eliminar