viernes, 3 de abril de 2015

Conexo, de Carlos García Miranda

El tren que lleva a los estudiantes de Conexo a esquiar descarrila al atravesar un túnel en las montañas. Eva, Noel, Sabina, Gabi, Ana y Sam son los únicos supervivientes. Pero nadie acude a rescatarlos. Y es que en Conexo hay seis chicos idénticos a ellos ocupando su lugar? ¿Por qué están duplicados? ¿Qué ocurrió realmente en el túnel de la montaña? El grupo tendrá que resolver el rompecabezas antes de que el mundo colapse por su culpa.

Cinco chicos. Un viaje cambiará sus vidas. ¿Lograrán dominar su destino?

* * * * *

Conexo ha sido una de las novedades del año que he esperado con más ansias. Del autor también he leído Enlazados, su novela debut, en la que nos contaba la historia futurista de un grupo de jóvenes dispuestos a matarse los unos a los otros en un macabro juego para alcanzar la presidencia de su país (un rollo Los juegos del hambre, vamos). Fue un libro absorbente con unos personajes carismáticos, donde la ciencia ficción y las relaciones más humanas se daban de la mano. Es por eso que cuando me enteré de que García Miranda volvía al mundo de la literatura juvenil con una nueva obra con muy buena pinta, decidí leerla. Y sí, lejos está de convertirse en la mejor publicación del año; cuenta con algunos fallos que iré comentando más adelante, pero sin duda alguna ha sido una de las lecturas más adictivas con las que me he encontrado en mucho tiempo.

Me gusta definir Conexo como el recipiente donde descansa toda la cultura pop de los noventa. La historia, a pesar de desarrollarse en el presente, está marcada por grandes referencias a películas, libros y música de esa década. Por ejemplo, el principio de la novela, que no os voy a desvelar porque ya os estaría haciendo un pequeño spoiler, es una clarísima versión literaria de la saga de películas Destino final (una de mis favoritas, por cierto). Esto es algo que me ha encantado, porque dota al libro de una atmósfera especial, como si en lugar de leer estuvieses viendo una película estrenada hace más de quince años. La estética, los escenarios, los personajes y la trama en sí, junto con estas múltiples referencias, juegan un papel peculiar y crean un sentimiento muy difícil de expresar con palabras.

Sin embargo, aquí es donde también reside uno de los puntos negativos que le encontré a la novela: a veces el autor abusaba de estas alusiones, haciendo que, en ocasiones, la historia perdiese algo de ritmo. Por poneros un ejemplo (me está costando horrores hablar de esta historia sin desvelaros la trama entera), en uno de los primeros capítulos se dice la marca exacta del teléfono móvil de unos de los protagonistas. Esta y otras tantas cosas por el estilo hacían que algunas escenas chirriasen y perdiesen parte del encanto que tiene el resto del libro.

Sin duda, uno de los puntos fuertes de la novela es su ritmo: constante y sin altibajos. El autor, con su experiencia como guionista de series de televisión, sabe perfectamente como crear un ritmo completamente adictivo. La novela tiene casi quinientas páginas, pero la lectura es tan ágil que puedes acabarla en unas pocas tardes. No obstante, la prosa, aunque es sencilla y directa, hubiese necesitado más atención en el proceso de corrección. Sí, me gusta que cada escritor tenga su propio estilo y que no intente embellecer sus palabras hasta el punto de que quede ridículo. Sin embargo, no me terminan de convencer las historias escritas de manera demasiado coloquial y desenfadada. Un enfoque algo distinto y un estilo más pulido podrían haber jugado una nueva baza muy buena a favor de Conexo.

Otra de las facetas más positivas del libro es la de los personajes. Me gustó mucho lo bien definidos que están todos ellos (algo complicado teniendo en cuenta de que son cinco protagonistas). Cada uno tiene una personalidad diferente, con ambiciones y defectos distintos que dotan a la historia de un gran dinamismo. Enseguida les coges cariño y sientes, a medida que vas avanzando en la lectura, que dejan de ser meros inventos de un autor para convertirse en seres humanos de verdad.

En definitiva, Conexo es una novela trepidante, con una historia original y muy adictiva, que encantará a los amantes de la ciencia ficción y a aquellos que disfrutan con misterios cada vez más complicados y delirantes.

4/5

Agradecimientos a la editorial por el envío.
Conoce más de la novela aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada